Logo Sociedad en Movimiento

La sociedad debe moverse

Fernando Uribe de los Ríos  

Rector Unilibre Pereira  


Entre las muchas lecciones aprendidas en esta cuarentena provocada por el Covic 19 está la del demoledor drama de la producción y la generación de empleo digno, que solo es posible en la medida que nuestra gente supere las desigualdades sociales por la vía de la educación.  

El desarrollo social y económico dependen de la educación y el trabajo. Y es desde esa perspectiva que la organización multisectorial Sociedad en Movimiento viene realizando un esfuerzo encomiable para articular al sector productivo con la academia y el gobierno como triada idónea para poner en movimiento creativo de riqueza material e intelectual a la sociedad risaraldense, claro está, con algunos vacíos propios de los colectivos humanos.  

Es muy grave el panorama actual y será peor cuando al final de la pandemia las empresas y universidades de Risaralda, de las cuales solo la UTP es pública, enfrentaremos las consecuencias del receso, a lo que se suman los miles frentes de trabajo independiente cesantes, sin olvidar que miles de familias de Risaralda viven de las remesas, también desplomadas en esta crisis mundial.  

Es en este momento histórico y crítico, que quienes tenemos responsabilidades en la dirección de los destinos de las instituciones, debemos hacer a un lado las diferencias y enfilarnos en la articulación, la cooperación y la solidaridad para ponerle vapor a los proyectos formulados desde la Red de Nodos de Innovación, Ciencia y Tecnología como estrategia sustantiva del Plan Regional de Competitividad diseñado y en funcionamiento hasta el año 2032. Esa es la salida.  

De cara al desplome de la economía, al final de este túnel debemos tener dos actitudes definidas: En una clara señal de resiliencia, como el ave fénix, nuestros líderes políticos, sociales, empresariales y de la academia con una actitud de moral en alto. Y un plan de recuperación, que no puede ser otro que el Plan Regional de Competitividad dado que es una estrategia cocinada, articulada y con resultados iniciales a la vista, algunos de ellos ya con recursos de regalías.  

Es un cordial llamado al gobernador Tamayo y los alcaldes para trabajar a dos manos con empresarios y academia: al tiempo que atendamos como lo estamos haciendo, las soluciones posibles en esta emergencia, tenemos también que ir ganando metros en la implementación del plan de recuperación económica y social.   

Es nuestra sugerencia para mantener viva la esperanza, para no dejarnos doblegar por esta infortunada coyuntura y fundamentalmente para demostrarnos que somos una sociedad organizada, pensante y socialmente responsable.   

Debemos creer que al final habremos aprendido las lecciones que nos deja esta crisis y que seremos superiores a los desafíos de las crisis.  


Fecha: 28 de Abril de 2020
Califique esta publicación
Puntuación: 4,5433962264151 / Votos: 265

Area de comentarios

Deja tu comentario: