Logo Sociedad en Movimiento

El mundo de hoy obliga a la universidad a repensarse

"Necesitamos muchachos muy creativos, con una formación humanística y que tengan las capacidades para no repetir lo que ya están haciendo las máquinas”. 

Los pronósticos más optimistas indican que en un mundo con la dinámica de los cambios tecnológicos de hoy, buena parte de los oficios actuales van a desaparecer. Por ello, la formación que ofrecen las universidades se debe repensar con base en esta perspectiva, dándole mayor enfoque a la creatividad, la innovación y el emprendimiento. Así lo piensa la ex ministra de educación Cecilia María Vélez White, actual rectora de la Fundación Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, quien asistió en Pereira a un foro educativo organizado por ESAP sobre el presente y el futuro de la educación en Colombia. Para Vélez White este es el principal desafío de la educación superior, sumado a la búsqueda de alternativas de financiación que deberá enfrentar el nuevo gobierno del Presidente Iván Duque Márquez. 

¿Cómo califica la iniciativa del Presidente electo de reactivar la llamada Comisión de Sabios? 

Todavía no hemos visto el plan específico que tiene el nuevo gobierno donde uno se pudiera pronunciar más claramente sobre como están enfrentando el tema educativo, pero lo que sí sé es que tienen inmensos desafíos presupuestales por compromisos que ya están hechos, como la negociación con los maestros que fue muy generosa y hay que honrarla. Mucha parte del incremento del presupuesto en educación se va a ir para pagar el incremento de los salarios de los maestros. Así mismo hay un compromiso con el programa Ser Pilo Paga que hay que mantener, pero uno sí pensaría que eso lo deben transformar en algo un poco más sostenible. Dijéramos que hay unos retos presupuestales enormes. Una vez garantizados esos retos, habría que pensar más cómo abordar otros problemas que tiene el sector. 

¿En su opinión qué tan grave es la problemática financiera para la educación? 

Yo creo que el gobierno tiene un problema fiscal grave que no sé como va a hacer, pero obviamente esperemos a ver con todos esos cuadres como hace para responder a estos compromisos. 

¿Son válidas las opiniones de quienes dicen que los recursos de Ser Pilo Paga están beneficiando a la universidad privada? 

A mí me parece que esa discusión es inocua, porque incluso habría que mirar qué es más barato: si aumentar la oferta dándole más plata a la universidad pública o inclusive pagando la universidad privada. Muchas veces es más barato esto último. Pero independiente de ésto uno sí lo que pensaría es que esa gratuidad total, sin ninguna contraprestación, de pronto no es lo mejor. Y para hacer sostenible el sistema se podría elegir más bien otra opción, porque es que en la educación superior sí hay una apropiación individual de un bien público, dado que la gente que va a la educación superior sale ganando más y mejora sus ingresos. 

¿Y cuál sería esa fórmula? 

Sería justo que ésta gente, una vez tenga garantizado su paso por la universidad y su ingreso posteriormente, devolviera esa plata. Puede ser con plazos suficientes para que los créditos no ahorquen a los muchachos, puede ser con un crédito contingente al ingreso, es decir que los graduados paguen en proporción al ingreso que salen a ganar. Esto sería una cosa justa y haría sostenible una ampliación hacia los más pobres. Pero esto también implicaría un cambio en las universidades públicas, las cuales deberían cobrar sus costos y, obviamente, garantizarlos mediante este crédito contingente. Esto lo han hecho países y ha funcionado. Esa es una de las alternativas que tiene la financiación y la ampliación de la cobertura de la educación superior. Si nosotros vemos que la gente pudiente ya va a la educación superior, tenemos que llegarle es a las personas que no tienen los recursos suficientes para ingresar a ella. Entonces hay que ver cómo les garantizamos que la puedan financiar y que luego, con la mejora que tienen en el ingreso, puedan devolver eso para que se convierta en un fondo que permita apoyar a los demás. 

¿Cree que la educación superior en el país es pertinente? 

Yo creo que tenemos unos retos inmensos, porque este mundo cambió, está interconectado y va a estar más automatizado. Así que lo que tenemos que enseñar cambia fundamentalmente, necesitamos muchachos muy creativos, con una formación humanística y que tengan las capacidades para no repetir lo que ya están haciendo las máquinas. Y ese es un reto enorme para nuestras universidades. También surgen nuevos oficios, de los tradicionales hay unos que van a terminar, por ejemplo los muy mecánicos que van a ser reemplazados por máquinas. De manera que el incremento de la formación en creatividad, en innovación, en emprendimiento es fundamental y las universidades nos tenemos que poner al paso con esas exigencias. 

¿La Universidad Tadeo Lozano, ya está pensando en eso? 

Ya estamos pensando en eso y estamos empezando a implementar algunas cosas. Además porque buena parte de los oficios de hoy van a desaparecer y seguramente van a nacer otros, porque las necesidades humanas son enormes. Y toda esta automatización lo que nos debería dar es la posibilidad de enfrentar inequidades, problemas de hambre y esto no lo pueden hacer las máquinas, ésto lo debe poder hacer la gente con ideas innovadoras, distintas y eso es lo que tenemos que generar en las universidades. 

¿En la parte tecnológica, el país está quedado? 

Yo creo que hay de todo en la parte tecnológica. Pero sí obviamente hay dos cosas: primero, la formación en carreras técnicas que son tan importantes en general, dado que todos los muchachos deberán tener competencias tecnológicas, porque incluso en las carreras sociales tienen que manejar el análisis de datos y la parte tecnológica. Lo segundo, es toda la erupción de la educación virtual, lo que nos va a ayudar a aumentar coberturas a costos más razonables, pero dar educación virtual con calidad es un reto enorme que estamos enfrentando y las universidades estamos tratando de ajustarnos a ese proceso. 

¿Qué otro desafío vislumbra a futuro en la educación superior? 

Obviamente en la educación superior está la financiación. Y al pensar en la financiación de la universidad pública yo me iría más bien a un esquema de darle más plata pero relacionarla con los resultados, o sea con indicadores, y también con el crédito contingente, que se puede hacer inclusive más general, lo que implicaría un cambio en el tipo de matrículas que cobre la universidad pública para poder sostenerse. Dijéramos que la parte económica y la distribución de los recursos son un gran reto en la educación superior, pero en el reto para las universidades en currículo, en lo que somos bastante autónomos, es en el tipo de programas y en el tipo de competencias que podemos desarrollar. 

¿Y dentro de ésto también considerar al ser humano? 

Cuando vamos a tener robots y humanos trabajando paso a paso, necesitamos efectivamente a quienes van a representar la humanidad que son las personas y éstas deben tener una formación humanística muy importante para poder realmente llevar el paso y el manejo de todo este desarrollo tecnológico. Si a los muchachos los ponemos a pensar en problemas como el medio ambiente y la inequidad, yo creo que tienen que entender que toda la administración y todo lo que hagan debe ser en función de esos elementos superiores.

Fuente: eldiario.com.co

 

Fecha: 31 de Julio de 2018
Lugar: Colombia
Regresar
Califique esta Publicación
Puntuación: 4,5053191489362 / Votos: 188