Logo Sociedad en Movimiento

Ahórrese una ida al odontólogo y ayude a combatir el COVID-19

Una de las mejores maneras de cuidarse y cuidar a los demás es no desatender la salud bucal.  


Ahora que la pandemia exige el distanciamiento social, es importante tomar las medidas necesarias para cuidar la salud bucal. No solo porque la boca es una de las partes del cuerpo a través de la que se transmite el virus, sino porque, además, evitará los centros de atención odontológica y reducirá las posibilidades de un contagio.  

Por eso, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones que comparten Isadora Blanco Pérez, médica estomatóloga y docente del Programa de Odontología de Areandina seccional Pereira, y Olga Patricia Ramírez Rodríguez, directora del programa de Odontología en la misma institución:  

1. Cuidar la dieta: el aislamiento, puede incitar a la ingesta de comida, ya sea por ansiedad o por tener un fácil y rápido acceso a la cocina. Se recomienda, enjuagarse la boca con agua o mejor aún, cepillarse los dientes inmediatamente después de ingerir alimentos con altas concentraciones de azúcares o refrescos.  

2. Asegúrese que los productos que utiliza como la pasta dental contengan fluoruro. Esto ayudará a evitar la formación de caries.  

3. Recuerde incluir en su rutina de aseo a la lengua. Cepíllela con suavidad. A menudo, la placa se acumula en esta zona y un mal olor. Mantener limpio este órgano evitará que se presenten problemas en los dientes o en las encías.  

4. Una buena forma de proteger sus encías es reduciendo la placa y las partículas de comida de aquellos lugares que el cepillo dental no alcanza. Para esto, no hay nada mejor que la seda dental.  

5. Se recomienda reemplazar su cepillo de dientes después de sufrir cualquier enfermedad. Aunque las posibilidades de infectarse son muy bajas, ante las dudas es mejor desecharlo. Especialmente si ha tenido el cepillo de dientes durante más de tres meses.  

6. Cepíllese después de utilizar pastas para la garganta o la tos. Algunos medicamentos que se utilizan para la garganta o la tos contienen azúcar y es casi lo mismo que tener un caramelo durante mucho tiempo en boca.  Esto, sumado a otros factores, aumenta el riesgo de generar caries.  

7. Evite tener la boca seca. Los tratamientos con antihistamínicos, descongestionantes y analgésicos producen resequedad en la boca. Esta situación no solo es incómoda, sino que además puede aumentar el riesgo de caries por la alteración de factores como el Ph.    

Los protocolos en atención odontológica a la fecha indican que lo primero que debe hacer un paciente con algún síntoma es comunicarse telefónicamente con su odontólogo tratante o con su EPS. De esta manera, le podrán indicar si su caso es una emergencia o no. De ser posible, el malestar se debe tratar remotamente para salvaguardar la integridad del paciente al evitar que acuda al centro de salud, reducir el contacto entre humanos y las posibilidades de un contagio. 

Fuente: Fundación Universitaria del Área Andina - Pereira


Fecha: 19 de Mayo de 2020
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

Area de comentarios

Deja tu comentario: