Logo Sociedad en Movimiento

En la Universidad Libre Pereira: Escuela de liderazgo, despertando nuevas sensibilidades

En un salón de clase un periodista se sorprende con inquietas mentes juveniles que quieren saber más sobre las garantías sociales y derechos fundamentales.

Luis García Quiroga 

Asesor de comunicaciones Universidad Libre 


El salón de clase es grande y los alumnos se ubican en sus sillas como les da la gana. Como si cada uno estuviera buscando su norte. Y tal vez porque a veces el orden exagerado solo genera rigidez perniciosa que bloquea el entendimiento y con mayor razón en una manada de adolescentes 

En el ambiente se siente que nadie está obligado ni a asistir ni a participar. Van porque les gusta y discuten porque quieren estar en la onda de lo que realmente importa en la vida: entender. 

La negrita quiere saber 

De cuerpo menudito pero de mente como paracaídas abierto, como diría mi madre: “la negrita quiere saber”.  

En medio de la discusión sobre los derechos de la mujer, su bello rostro moreno expresa con la decisión de quien quiere saber la verdad y pregunta al abogado Millán: “Oiga profe, entiendo que la Constitución Nacional habla de la equidad, pero también creo que equidad no es lo mismo que igualdad, eso es cierto?” 

Por un instante me pareció ver un poco atortolado al hábil abogado que es Roberto Millán. Pero luego entendí que estaba tan sorprendido como yo. Y no era para menos. 

La discusión sobre los derechos humanos y en especial los derechos de la mujer, se pone interesante. De repente brota una aguda crítica hecha por una jovencita con corte de pelo al estilo de hoy, rapada por un lado y con cabellera por el otro, y que se me parece mucho a la peluquería de las películas de indios Norteamericanos, cuando luchaban a sangre y flechas para defender la tierra heredada de los búfalos. 

Ella habla con mucha propiedad sobre la historia del sometimiento de la mujer, su marginalidad y limitaciones para estudiar, para realizarse como persona, para tener derechos y hasta para ser feliz. 

Este cronista fue el primer sorprendido. Finalmente el equipo de profesores de la Universidad lo que están haciendo es estimular el pensamiento crítico, la libertad de conciencia, la opinión sin fronteras.  

Pero reconozco que esa chica me dejó con la boca abierta cuando empezó a discutir con otra compañera sobre las lecciones que la mujer de hoy tiene que aprender de la historia que marcó las desventajas y abusos con las mujeres de ayer. 

Como tuve la fortuna de estudiar derecho en la Universidad Libre Seccional Pereira, creo con firme convicción que todas las personas deberían tener al menos conocimientos básicos de sus derechos. Y creo que es por ello que casi todos los colombianos nunca hablan de sus deberes, pues es clave en la formación humana saber que los derechos de una persona terminan cuando empiezan los de la otra persona. Es ese el primer deber. 

 

Vocación social 

La Universidad Libre fue fundada hace casi cien años bajo la filosofía social y del respeto por las garantías y los derechos fundamentales. En el programa de Proyección Social, la Universidad Libre es parte activa de Sociedad en Movimiento.  

En el proyecto de escuela de liderazgo y solución creativa de conflictos escolares, se busca crear ambientes o entornos de pensamiento crítico en las nuevas generaciones de pereiranos, en sectores generalmente marginados de la discusión y el análisis de fondo en aquellos fenómenos sociales de nuestro tiempo.  

Esta vez me encuentro acompañando al equipo de profesionales del Derecho y del programa de Trabajo Social, de cara a un puñado de chicos y chicas de noveno grado de la Institución Educativa Bayron Gaviria del Núcleo 8 de la Ciudadela Cuba. Allí están Rafael Fernando Henao, Roberto Millán, Rubén Darío Cardona y Paula Andrea Grajales. 

Es la manera como se interactúa con las nuevas miradas que tienen la vida y la realidad local, y que florecen alrededor o en las periferias de las ciudades cada vez más cosmopolitas, ajenas y distantes de los centros de poder, pero que de una u otra forma las decisiones del poder los toca, les afecta y generalmente no logran entender. 

Es el descubrimiento del asombro, por la forma como mediante el trabajo metódico, apasionado y con vocación social se ve germinar satisfactoriamente luego de ser sembrada la semilla de la sensibilidad social y el interés por estudiar los fenómenos sociales, históricos y jurídicos que permiten formar nuevos liderazgos en una sociedad en deuda con el desarrollo y el avance. 


Proyección Social y Derechos humanos  

El conocimiento de la ciencia jurídica aplicada a la proyección social está íntimamente ligada al estudio, el análisis y la divulgación de los derechos humanos. 

Y eso es lo que hacen este equipo de abogados de la Universidad Libre Seccional Pereira, que como profesionales del derecho han dedicado muchos años a la docencia en las aulas de la Facultad ubicada en la calle 40 con carrera séptima, y ahora escapan de allí para ir a las aulas de las escuelas y colegios donde el relevo generacional toca las puertas de nuevas historias de vida y de ciudadanía. 




Fecha: 13 de Mayo de 2017
Califique esta publicación
Puntuación: 4,3953488372093 / Votos: 129

Area de comentarios

Deja tu comentario: