Logo Sociedad en Movimiento

A través de la co-creación se consolida el Corredor Verde de Pereira

Durante una semana, profesionales de distintas áreas en representación de la academia, sectores público y privado e instituciones oficiales se reunieron para intercambiar conocimientos, experiencias y necesidades con el fin de co-crear  insumos el Corredor Verde Pereira, proyecto que le permitirá a la ciudad mejorar la calidad de vida de su población, contar con una infraestructura adaptada para la recreación y la movilidad y al mismo tiempo facilitar la protección de sus recursos nacionales.

El proyecto de Corredor Verde, que busca la integración de espacios verdes como Cerro Canceles, Parque Salado de Consotá, Jardín Botánico, Parque Vergel, La Dulcera y los bosques aledaños de la Carder y el Batallón San Mateo, está encaminado a buscar soluciones creativas basadas en la naturaleza con la activa participación de la comunidad, para contribuir al desarrollo social, la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico.

Esto les permitirá a las distintas instituciones, asegurar a la ciudad la provisión de servicios ecosistémicos como por ejemplo la regulación de la temperatura urbana, la protección contra inundaciones, el control de derrumbes y la contaminación sonora y del aire para lograr sus sostenibilidad y resiliencia.

Según lo explicado Camila Pinzón Cortés de la Oficina Urbanos, este ejercicio de co-creación le permite a las distintas instituciones asegurar a la ciudad la provisión de servicios ecosistémicos, como la regulación de la temperatura urbana, la protección contra inundaciones, el control de derrumbes y a contaminación sonora y del aire, para lograr su sostenibilidad y resiliencia.

A través de este espacio, se propusieron senderos, restauración de zonas verdes y guaduales, circuitos multimodales para el transporte, movilidad y actividades como el canopy y el balsaje entre muchísimas otras. Como impacto, esto redundará en una mejor calidad de vida de los pereiranos gracias a la generación de espacios públicos para la recreación, deporte y cultura, áreas de espacio efectivo para la conservación de los recursos naturales y el aprovechamiento de los servicios de los ecosistemas y a nivel económico, la generación de fuentes de ingreso para la comunidad vecina a estas zonas, por solo mencionar algunas.

 “Pereira no solamente está rodeada de zonas verdes, sino que el interior, la ciudad tiene una enorme cantidad de guaduales y áreas verdes que pueden integrarse para formar un Corredor Verde que permitirá una movilidad mucho más sostenible y que las instituciones puedan asegurar a la población, la provisión de servicios de ecosistemas y una calidad de vida mucho mejor”, aseguró, Manuel Winogrand, asesor e investigador del Instituto de Investigaciones Ambientales de la Universidad de Wageningen de Holanda dijo:

Por su parte, la directora de la Sociedad de Mejoras, Ana María Cuartas, expresó su complacencia por el éxito en el espacio de co-creación: “Este es un proyecto con el que hemos soñado desde la institucionalidad para volver a mirar hacia nuestro río Consota y todos los laboratorios vivientes que tenemos en torno a él y que volvamos a mirar el tema del medio ambiente, cómo cuidar nuestra agua, bosques y generar un impacto comunitario en donde la gente se empodere, pero además tener mejores oportunidades de turismo sostenible y mirar el potencial ambiental que tiene la ciudad, que nos hace únicos”.

Francisco Uribe Gómez, jefe de Planeación de la Universidad Tecnológica de Pereira, resaltó el proyecto y el compromiso de diferentes actores para ayudar a construir corredores ambientales en la ciudad y gracias a la unión que por varios años han tenido con la Unión Europea, en especial con la Universidad de Wageningen: “Con este proyecto será fundamental para la ciudad para mantener nuestra estructura ecológica principal del Plan de Ordenamiento Territorial y ser una estrategia de adaptación al cambio climático, ejemplo para una ciudad intermedia y ejemplo para el país”.

El gerente de Aguas y Aguas de Pereira, Leandro Jaramillo Leandro Jaramillo, afirmó que terminando los resultados de un primer acercamiento de Corredores Verdes: “Esta es una necesidad latente de la ciudad, es ponernos de acuerdo en las diferentes instituciones para iniciar con los primeros pasos, pero es necesario no perder el enfoque y poderle entregar a Pereira, un proyecto que será bellísimo sobre todo en el ofrecimiento de bienes ecosistémicos para todos”.

“Hoy tenemos que decir, que este es un gran aprendizaje de todo este tiempo de la pandemia que tiene que ver con la adaptación al cambio y la sostenibilidad y el Sena está presente porque consideramos que ese patrimonio que tenemos hay que articularlo entre todas las entidades e instituciones y en especial todos los que habitamos en el territorio, vamos a hacerlo entre todos”, dijo Mario Chica, director Sena Risaralda,

Finalmente, Jorge Augusto Noreña, Oficina Arquitectura Ruta 4 Taller afirmó que “nosotros creemos en la importancia de las operaciones micro desde la biodiversidad acompañados de la comunidad en este Corredor Verde”.

Para avanzar en el proyecto quedaron sentado los próximos pasos, dentro de ellos uno fundamental es incorporar el Corredor Verde en el POT, integrar la información y apropiación de las entidades aliadas, la actualización cartográfica, los inventarios e información biofísica de la zona.

Todos coincidieron no solo en ratificar el compromiso, sino que este es un muy buen comienzo.

El proyecto es liderado por la Sociedad de Mejoras de Pereira, la Universidad Tecnológica de Pereira, la Universidad de Wageningen y el Centro de Investigación Ambiental WUR (Wageningen University and Research y su centro de investigación ambiental (Wenr) de Holanda; la Carder, Fundación Salado de Consotá, el Municipio de Pereira, la Red de Universidades de Pereira, la Oficina Urbanos cuenta con el respaldo de la Embajada de los Países Bajos.

Fuente: Comunicaciones UTP

Fecha: 21 de Abril de 2022
Lugar: Colombia
Regresar
Califique esta Publicación
Puntuación: / Votos: 0